Aston Martin mostró el primer prototipo funcional del Rapide E eléctrico

por Christian Martinez

Aston Martin se prepara a entrar en el segmento de los vehículos eléctricos de lujo con una versión electrificada y limitada del Rapide, una osada apuesta que podría adelantar futuros modelos muy interesantes para la compañía.

El Rapide E será el primer vehículo cero emisiones de la marca, que a diferencia de su competencia, el Tesla Model S y el futuro Porsche Taycan, se basa en la plataforma (ya octogenaria para los estándares actuales) de un vehículo con motor a combustión. En lugar del V12 cuenta con dos motores en el eje trasero que proveen unos 602 hp y 950 Nm, y un paquete de baterías de 65 kWh para cerca de 320 km de autonomía.

 


Sin embargo dicen que incorpora una tecnología compatible con 800V, que le permite una carga ultra rápida de casi 500 km de autonomía por hora de carga con los cargadores preparados para ello. En un cargador rápido normal, en una hora logra una autonomía de unos 300 km.

Este nuevo Rapide E tendrá una producción limitada a 155 unidades, todas fabricadas en la planta de Inglaterra, y sus primeras entregas serán a fines de este año.