CAMIONETAS

Renault Alaskan 2.3 dCi 158 CV 4×4 7AT Intens 2018 – Contacto

Renault Alaskan 2.3 dCi 158 CV 4×4 7AT Intens 2018 – Contacto

La marca francesa Renault ya tiene en Chile su nueva y primera camioneta mediana, la Alaskan (precios desde CLP $18.990.000, sin IVA, y con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros), un modelo que emplea la misma plataforma de la Nissan NP300 y la futura camioneta de Mercedes Benz. Es un modelo diseñado entre Francia, Japón y América Latina. Se ofrece inicialmente en versiones full llamada Intens, con caja automática de siete marchas y mecánica de seis. A futuro llegarán versiones más básicas y para trabajo duro, todas serán doble cabina. Ejecutivos de Derco estiman ventas del orden de las 600 unidades anuales. Se fabrica en la planta de Nissan en Aguascalientes, México.


Su nombre está inspirado en la palabra inuti Alaska, que significa “Gran Tierra”, que evoca a grandes extensiones salvajes que invitan a disfrutar de la aventura. Recordemos que el segmento de las camionetas medianas representa más de un tercio de las matriculaciones de vehículos comerciales en el mundo, es decir, cinco millones de ventas anuales y en Chile es el segundo en relevancia, con un 15% de participación, luego del segmento SUV. Dentro de su competencia relevante tenemos a camionetas como la Nissan NP300, Toyota Hilux, Mazda BT-50, Ford Ranger, Fiat Fullback, Mitsubishi L200 y SsangYong Actyon Sport. La marca gala indica que la Alaskan destaca por su chasis robusto y por su experiencia de conducción ”fuera de lo común”, reforzada por una suspensión trasera de cinco brazos (multilink).

Descargar (PDF, Desconocido)

RENAULT ASASKAN PRECIOS JULIO DE 2017 (Precios sin IVA)

  • Renault Alaskan 2.3 dCi 158 CV 4×4 6MT Intens: CLP $18.990.000
  • Renault Alaskan 2.3 dCi 158 CV 4×4 7AT Intens: CLP $19.990.000 (nuestra toma de contacto)

Llega a Chile propulsada por un motor turbodiésel de 2,3 litros dCi con 158 caballos, viene equipada con tracción 4WD. Cuenta con diferencial con deslizamiento limitado electrónico, trasero autobloqueante, sistema de control de ascenso y descenso. Estándar son los sistemas ABS, EBD y ESP. Destaca, además, su despeje de 230 mm y una capacidad de arrastre de 3,5 toneladas. Otra característica también relevante es su gama de accesorios, como su caja de carga resistente a los rayos UV, hidrófuga (sellada) y antiderrapante, resistente para todo tipo de usos. Tiene raíles integrados y cuatro ganchos para ajustar y fijar todo tipo de cargas, además de contar con una toma de 12V.

Como equipamiento de seguridad, cuenta con doble airbag frontal (no existen versiones con más airbags para la región), además de que no cuenta con anclajes Isofix, algo que sería muy útil en una versión como esta, pensada para reemplazar a un SUV. Entre el resto de su  equipamiento de seguridad, destaca: el asistente de arranque en pendiente (HSA) para evitar que el vehículo se mueva hacia atrás cuando se arranca en subida; control de descenso de colinas (HDC) que controla los frenos para evitar que el vehículo obtenga más velocidad; asistente de frenado (BA); sistema de bloqueo de frenos (ABS); distribución electrónica de frenado (EBD); control crucero; control dinámico vehicular (VDC) y control de estabilidad (ESP). Además, incluye: cámara de retroceso con cuatro sensores traseros, inmovilizador con llave codificada, alarma apertura de puertas, airbags conductor y pasajero, seguro de niños en puertas traseras, entre otros.

TOMA DE CONTACTO VERSIÓN FULL AT

La probamos por cerca de 500 kilómetros en una ruta hacía la cordillera de la IX Región, tanto por tierra, nieve, barro, lluvia y carretera, todas las condiciones ideales para esta camioneta. Pero primero partamos por sus líneas exteriores. Tiene un largo total de 5.258 mm, un ancho de 1.850 mm, un alto de 1.860 mm, y una distancia entre ejes de 3.150 mm. La altura mínima al suelo es de unos destacables 255 mm, mientras que sus ángulos característicos son de 33.0° de entrada, 27.9° el de salida y de 25.2 el ventral, muy mejorados y pensados en las tareas que requieren un manejo todo terreno extremo.

Destaca su parrilla delantera cromada con su imagen de marca con un logotipo grande. A los costados suma las luces LED en forma de C (IDLR) que le dan un toque mejorado a lo que presenta su “hermana”, la Nissan NP300. Por el costado, también se ve mejorada por el cromado lateral que le otorga una línea mejor definida, acompañadas en estas versiones Intens por unas atractivas llantas  de aleación diamantadas bi-color de 18” y pisaderas cromadas. Además, cuenta con luces antiniebla y marco de intermitentes laterales con acabado cromado, ski (guard) delantero también cromado, retrovisores exteriores abatibles eléctricamente y pisaderas laterales.

La parte trasera es también bastante musculosa, con una manilla central cromada, donde vemos además la cerradura y la cámara de retroceso. Los grupos ópticos traseros son muy tradicionales, sin LED. El parachoques es cromado y al igual que el delantero, se encuentra a una excelente altura, permitiendo que el ángulo de salida sea muy bueno para una pick up.

UN INTERIOR CON SIMILITUDES, PERO MUY CÓMODO

Al entrar, lo que primero apreciaremos es su volante de tres rayos, idéntico al de Nissan, pero esta vez con el logo Renault. Es forrado en cuero y con detalles de aluminio y que tiene controles para la velocidad de crucero, computador a bordo y sistema multimedia con bluetooth.Abajo, el tablero, muy completo, con tacómetro y medidor de temperatura de refrigerante al lado izquierdo, velocímetro con medidor de nivel de combustible al lado derecho y una pantalla a color entre estos que entrega mucha información al conductor, con información relevante para conducción y el computador abordo.

Al centro del tablero vemos un sistema de audio integrado con una pantalla de 5 pulgadas a color, con acabado negro piano y biseles de color aluminio a los costados, que cuenta con bluetooth, entradas auxiliar y USB, junto con ranura lectora de CD-MP3. Bajo esta, tenemos los comandos del climatizador bi-zona, de muy simple e intuitivo diseño. En la parte inferior los comandos para engranar la tracción total y la reductora, el bloqueo de diferencial trasero, el control de descenso y la desconexión del sensor de retroceso. Cerca de la palanca de velocidades automática, con pasillo secuencial, encontramos los reguladores de la calefacción de los asientos delanteros, los que aparte de estar forrados en cuero, tienen ajustes eléctricos para el conductor.

En general los materiales son de buena calidad, aunque se siguen sintiendo japoneses, pensados para durar muchos años más que para entregar un tacto suave, como algunas marcas europeas. Cuenta con muchos espacios portaobjetos en la cabina, así como posavasos distribuidos en el habitáculo, y casi ninguno atrás. El espacio es amplio, en los asientos delanteros y traseros, donde encontré que no le sobra espacio para los pasajeros de atrás, pero tampoco irán apretados.

DE CORAZÓN RENAULT

Para que sepan, la NP300/Alaskan cuentan con un motor desarrollo por Renault, de 2.3 litros turbodiésel, que entrega 158 hp a 3.750 rpm y un torque de 403 nm entre las 1.500 y 2.500 rpm. Su consumo alcanza en carretera hasta 16 km/lt en su versión MT y hasta 15,5 km/lt en la AT, según 3CV. En esta versión tope de gama que probamos, se acopla a una transmisión automática de 7 velocidades con opción de manejo secuencial y transmite al suelo a través de un tradicional sistema de tracción a las 4 ruedas conectable de manera electrónica, con caja reductora y diferencial trasero bloqueable al 100%.

Una de las mayores novedades viene con la suspensión trasera, que está presente en casi todas las versiones, y cuenta con un nuevo sistema de eje rígido con multi-link. Este significa dejar el clásico paquete de resortes semi-elípticos, con la consiguiente mejora de seguridad, suavidad y sin perder capacidad de carga, que alcanza los 911 kg en esta versión, pero puede llegar hasta los 1.038 con esta configuración de suspensión. Los frenos son de disco delanteros y tambor traseros.

La ciudad no es su “hábitat natural”, ya que sus más de 5.2 metros de largo no le permiten que se mueva con tanta naturalidad, solo incomodando el largo total, que no nos permitirá estacionarnos en espacios pequeños y nos obligará a calcular bien por donde debemos pasar y entrar. La mayor ventaja está en su altura libre, de unos 255 mm, la que nos permitirá subirnos a casi cualquier vereda en caso de necesidad.

La llevamos bastante por autopista, y en general transmite una alta sensación de confort y seguridad. El motor empuja bien, pero a veces hay que acelerar bastante para encontrar el torque necesario, que lo atribuyo más bien a la caja, lenta de reacciones en aceleraciones más violentas. En general la AT7 cumple a la perfección y ofreciendo siente cambios, más que la mayoría  y una menos que la Volkswagen Amarok, con ocho (VER TEST DRIVE EN RUTAMOTOR).

En carretera se comporta muy bien, con un viaje relajado a velocidades de crucero, logramos un consumo promedio de 13,4 km/l lo que unido a su estanque de 80 litros, alcanza sin problemas los 1.000 kms de autonomía en carretera. Las subidas no son problemas y el motor rebaja cambios o mantiene en caso de que el torque sea suficiente. La caja de cambios responde bien, y podemos utilizar su modo secuencial si queremos controlar mejor los pasos de cambios en caminos de curvas.

En el primer día de prueba pudimos probar bastante sus actitudes todo terreno en una ruta cordillerana de la IX Región, ibamos en caravana y donde más destaca es por el trabajo de la suspensión trasera, que copia y mantiene la tracción en el piso, las ayudas electrónicas y en caso de necesidad, la reductora bien corta nos facultara para trepar con control y mucho torque disponible. En bajadas basta conectar el control de descenso y solo dirigir el volante. El recorrido de suspensión trasero es bueno, como se espera de un eje rígido.

Detalles del sistema de tracción “Shift on the Fly”:

  • 2WD: Tracción en las dos ruedas traseras. Se usa en ciudad y carreteras con pavimento seco.-
  • 4H: Tracción a las cuatro ruedas a alta velocidad. Se utiliza en carreteras con pavimento mojado, caminos de tierra, todos con baja adherencia.
  • 4LO: Tracción a las cuatro ruedas en baja velocidad. Es para manejo en lugares de alta exigencia: obstáculos, nieve, barro, pendientes, entre otros.
  • 4LO + LOCK: En esta opción la tracción es a las cuatro ruedas unido a una baja velocidad  y bloqueo diferencial trasero. Se usa en lugares de alta exigencia con pérdida de apoyo (rueda en el aire).

En suma, la nueva Renault Alaskan mantiene todos los atributos de su hermana la Nissan NP300, es decir unas prestaciones excelentes en todos los terrenos, con equipamiento realmente destacable y con un diseño moderno, elevando su comfort abordo hacia una SUV. En contra la falta de elementos de seguridad relevantes, como más airbags en las versiones tope de gama, como la que probamos. ¿Qué opinas?

Fotos: Gentileza Raúl Farías

Más en CAMIONETAS

Ford presenta la nueva Ranger Raptor con un turbodiésel de 500 NM

Christian Martinezfebrero 7, 2018

NAIAS 2018: Chevrolet lanza oficialmente la nueva Silverado

Christian Martinezenero 15, 2018

NAIAS 2018: Ford Ranger vuelve al mercado estadounidense

Christian Martinezenero 15, 2018

NAIAS 2018: La nueva Ram 1500 tendrá una opción híbrida

Christian Martinezenero 15, 2018

Ford presenta su nueva opción turbodiésel para la F-150

Christian Martinezenero 8, 2018

La nueva generación de la Dodge Ram muestra su frontal por accidente

Christian Martinezenero 3, 2018

[VOTA] Todos ustedes eligen a la mejor Camioneta del 2017

Don Rutadiciembre 26, 2017

La Ford Ranger Raptor podría presentarse a inicios de febrero

Christian Martinezdiciembre 21, 2017

Chevrolet libera las primeras imágenes de la Silverado 2019

Christian Martinezdiciembre 18, 2017