HONDA

Honda WR-V LX 1.5i-VTEC 5MT 120 CV: Un FIT con esteroides

Honda WR-V LX 1.5i-VTEC 5MT 120 CV: Un FIT con esteroides

Esta semana les traemos el test del modelo de entrada de los SUV de Honda, nos referimos al WR-V, su nombre es un acrónimo que alude a “Winsome Runabout Vehicle” o Vehículo Utilitario Alegre que fue lanzado hace un par de meses en Sao Paulo y que arribo a Chile en abril de este año. El WR-V es un modelo que se sitúa por debajo del HR-V y esta orientado principalmente a los jóvenes. Llega en cuatro versiones, incluyendo una con versión automática y monta el mismo motor en todas las versiones, un 1.500 cc VTEC que desarrolla 120 HP.

HONDA WR-V PRECIOS OCTUBRE DE 2017:

  • Honda WR-V 1.5 LX 5MT $10.990.000 US 17.680
  • Honda WR-V 1.5 LX CVT $11.690.000
  • Honda WR-V 1.5 EX 5MT $12.290.000 (modelo probado por rutamotor)
  • Honda WR-V 1.5 EX CVT $13.090.000

Descargar (PDF, Desconocido)

LOOK ROBUSTO

El WR-V tiene un diseño frontal robusto con unos ópticos alargados que se unen a un gran cromado con el emblema de la casa japonesa al centro, más abajo tenemos la calandra de color negro que monta la patente al centro, con unos neblineros de forma circular a los costados. Más abajo nos encontramos con un protector de color  gris que le da un carácter más agresivo cerrando la parte frontal.

Por los costados tenemos un look que personalmente lo encuentro más básico, su diseño esta marcado por líneas redondeadas que van en aumento al llegar al pilar C, en el techo viene de fábrica con barras que nos permiten cargar equipaje o lo que necesitemos. Encontramos unos protectores de tapabarros que recorren todo el auto en un color negro enmarcando unas llantas bicolores de 5 puntas de 16 pulgadas acompañadas de unos neumáticos Pirelli 195/60.

En la parte trasera encontramos un gran portalón que nace de la parte superior con un pequeño alerón con la tercera luz de freno al centro, que sigue con el emblema de la marca, con los ópticos traseros a los costados que terminan dentro del portalón, seguido de esto tenemos un cromado sobre la patente. Terminando tenemos un parachoques de color negro con un protector de color gris que le da un aire mas ” off road”, no tenemos una vista del escape ya que apunta hacia abajo.

Sus dimensiones llegan a los 4.000 mm de largo, 1.734 mm de ancho y 1.599 mm de alto. Su distancia entre ejes llega a los 2.555 mm, con un despeje libre de 180 mm. Para aquellos preocupados de incursionar fuera del asfalto, sus ángulos de entrada y salida llegan a los 21º y 33º.

UN INTERIOR CON DETALLES MEJORABLES

Al subirnos nos primera vez al WR-V notamos que estamos en un Honda pero de categoría un poco más inferior, debido a la calidad de sus materiales, sus plásticos son duros con algunos “crujidos” al momento de estar en movimiento, recordemos que esta unidad es fabricada en Brasil, que denota una calidad inferior al compararlo con unidades superiores de la marca. Los colores son en tonos oscuros pero son combinados con unos asientos de color gris, con unos entretejidos de color negro con naranja que son también aplicados en las puertas  lo que le da un look mas juvenil.

Al centro tenemos el sistema multimedia que la verdad deja mucho que desear, es una radio con una interfaz muy antigua y que no tiene muy buen sonido, esta viene incluida con cámara de retroceso y sistema bluetooth. Un poco mas abajo tenemos el sistema de climatización a través de perillas redondas que son fáciles de usar, seguido de esto tenemos una entrada USB y una toma de corriente para enchufar un cargador con la típica forma redondeada.

En el lado del piloto tenemos el clásico volante de tres puntas con funciones que permiten manejar la radio, el computador abordo y el crucero. En el tablero tenemos tres esferas donde tenemos el tacómetro a la izquierda, velocímetro y el computador que nos entrega el consumo promedio, temperatura, nivel del estanque entre otros.

El espacio interior tiene un tamaño regular, sobre todo en las plazas traseras donde 3 adultos quedan bastante apretados, pero en las plazas delanteras las butacas son cómodas y el ángulo de visión es cómodo.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

En temas de equipamiento el WR-V viene con lo básico, ya que no trae climatizador en ninguna de sus versiones, ni tapiz de cuero, el equipamiento que incluye es: radio de cinco pulgadas con bluetooth, control crucero, asiento trasero con sistema ULT (Utility – Long – Tall), que el abatir los asientos traseros la capacidad inicial del maletero pasa desde los 363 a los 714 litros (Modo Utility), el Modo Long permite, por ejemplo, cargar pequeñas tablas de surf, mientras que el Modo Tall, puede albergar plantas de gran tamaño en las plazas traseras, aire acondicionado, llantas de aleación aro 16″, neblineros, cámara trasera, isofix, entre otros. 

Por el lado de la seguridad, de serie incorpora sistema de frenos ABS con EBD, inmovilizador, sistema de anclajes ISOFIX, doble airbag, airbags laterales y de cortina.

MOTOR Y DINÁMICA DE MANEJO

El WR-V viene equipado con un motor bencinero de 1.5 litros i-VTEC, que entrega 120 caballos de fuerza a 6.000 vueltas y un par de 145Nm disponibles a las 4.600 vueltas, que en la versión probada por rutamotor incluye una caja manual de 5 velocidades. 

Al comenzar nuestra prueba por la ciudad y colocar primera sentimos que el motor es un poco “apretado”, si bien tiene 120 HP no notamos que se siente muy ágil, no es rápido pero para el uso diario logra su cometido, sus cambios pasan de forma eficiente, (la unidad que probamos tenía un leve crujido al pasar de primera a segunda), el grip del volante es algo áspero en ningún caso molesto y la suspensión es algo rígida. 

Después de manejar en la ciudad tomamos la carretera y manejamos a 120 km/h, donde percibimos que la insonorización no es muy buena se siente el sonido del motor que va sobre los 3.000 y fracción elevando el consumo, sería bueno que el WR-V tuviera una sexta marcha para lograr una mejor performance en altas, realizar un adelantamiento se torna un poco más difícil sobre los 100 km/h, obligando a bajar una marcha para lograr un mejor torque, encontramos un poco extraño siendo que es un motor i-VTEC no se sienta realmente como debiera, quizás la unidad estaba un poco apretada, pero ya tenía mas de 4.000 kms recorridos

Su rendimiento homologado según el 3CV  alcanza los 12.8 km/litro en ciudad, 18.5 km/l en carretera y un promedio de 15.9 km/l, en nuestro caso nos entregó un consumo de 10 km/litro en ciudad y en carretera de 16 km/litro.

En resumen el Honda WR-V, encontramos que tiene un look delantero atractivo (dependiendo del gusto de cada uno), un motor económico, pero que se siente apretado como lo dijimos anteriormente, el equipamiento es un poco limitado, pero su precio está dentro del rango de un coreano o un chino que en su contraparte sería mas equipado por el mismo precio. ¿Que te parece el Honda WR-V 2018?, coméntanos.

HONDA
@draxtus

Fanático de la tecnología y los autos desde que era niño, siempre ando buscando nuevos caminos que descubrir ya sea en la ciudad o en la vida outdoor.

Más en HONDA